Noticias por Sectores / Olivar

APAG EXTREMADURA ASAJA denuncia la dramática caída de los precios en origen del aceite de oliva

14 octubre, 2013 | Publicado en Actualidad , Olivar

produccion-aceite-oliva--644x362

Los precios en origen están sumamente bajos.

La estrategia manipuladora de los grandes operadores de aceite de oliva va dirigida a reducir al mínimo los precios en origenn

 

APAG EXTREMADURA ASAJA vuelve a denunciar, como hizo el pasado 22 de agosto, que no existen razones objetivas que justifiquen unos precios en origen del aceite de oliva tan sumamente bajos, máxime cuando se viene de una campaña de muy escasa producción y los datos de exportación de la campaña 20011/12 son los mejores de los últimos años.

Hace por tanto más de un mes y medio que esta organización agraria dio la voz de alerta pero la situación lejos de mejorarse ha empeorado todavía más semana tras semana, por lo que da toda la impresión de que los grandes operadores están manipulando los precios en una clara y perversa estrategia de sembrar el nerviosismo entre los productores para inducirles a vender a pesar de las bajas cotizaciones.

Ésta es la única conclusión posible si tenemos en cuenta los datos oficiales del sector. Según el informe de la Agencia de Aceite de Oliva, a finales de este pasado mes agosto las existencias de envasadores, operadoras y almazaras son de apenas de 389.300 TN mientras que en agosto de la campaña anterior el volumen fue de 692.500 TN.

Por lo tanto, con una producción mundial de aproximadamente un millón menos de toneladas en la campaña que está a punto de comenzar (tres millones de toneladas y no cuatro como es lo habitual en las últimas campañas) y no existiendo prácticamente ‘stock’, es inasumible esta dramática reducción de los precios en origen.

Hay que tener cuenta además la confirmación de una recuperación, aunque sea pequeña, del consumo interior y conociéndose además que el resto de países productores tienen prácticamente agotadas sus existencias hasta que empiecen a estar disponibles los nuevos aceites.

Como consecuencia de ello, APAG EXTREMADURA ASAJA exige un mayor control por parte de la Comisión Nacional de la Competencia, que parece siempre mirar para otro lado cuando de los grandes operadores se trata y que manifiesta un celo extremo cuando se trata de los productores.

Por el contrario, debería de velar por preservar, garantizar y promover la existencia de una competencia efectiva en el mercado nacional del aceite de oliva, impidiendo manipulaciones y distorsiones interesadas y evitando así perjuicios a los eslabones más frágiles y siempre perjudicados de la cadena: productores y consumidores.