Noticias por Sectores / Apicultura

Prohibición del uso de neonicotinoides por el riesgo que plantea para la salud de las abejas

30 abril, 2013 | Publicado en Apicultura , Noticias

PROHIBICIÓN DEL USO DE NEONICOTINOIDES POR EL RIEGO QUE PLANTEA PARA LA SALUD DE LAS ABEJAS

 

La Comisión Europea ha conseguido este lunes, 29 de abril del 2013, el apoyo suficiente de países para prohibir, durante 2 años, los 3 neonicotinoides más utilizados como plaguicidas en el cultivo del girasol, la colza, el algodón y el maíz, por los riesgos que plantean para la salud de las abejas.

Un total de 15 países han dado su visto bueno al veto de dos años, incluidos Alemania y Bulgaria, países que en reuniones anteriores se abstuvieron, y de España, que ya se mostró a favor meses atrás, según han informado a Europa Press fuentes comunitarias.

En contra han votado 8 delegaciones, entre ellas Reino Unido, y se han abstenido 4 países. La propuesta del comisario de Consumo y Protección al Consumidor, Tonio Borg, prevé la entrada en vigor de las medidas restrictivas desde el próximo 1 de julio, aunque fuentes consultadas por Europa Press indicaron que la fecha podría retrasarse por los problemas legales y prácticos que plantea anunciar la medida con tan poco plazo.

El Comisario de Consumo y Protección al Consumidor ha sumado los apoyos necesarios en una reunión en Bruselas del Comité de Apelación compuesta por expertos de los 27 Estados Miembros, tras fracasar el pasado marzo en un primer intento en otro comité. Entonces, 13 Estados miembros, entre ellos España, votaron a favor de la propuesta comunitaria, pero 9 países se opusieron y 5, entre ellos Alemania y Reino Unido, se abstuvieron.

La propuesta se basa en el principio de precaución a partir de un informe de la Agencia europea de seguridad alimentaria (EFSA) que señala a tres plaguicidas de la familia de los neonicotinoides comercializados en Europa por Bayer y Syngenta: clotianidina, tiametoxam e imidacloprid.

Según los expertos estos productos químicos pueden afectar al sistema nervioso de los insectos causándoles parálisis y hasta incluso la muerte, pero no suponen un riesgo para la salud humana. La medida podría afectar a un tercio de las semillas preparadas en la UE y España es uno de los principales productores, por lo que inicialmente pidió aplazar cualquier decisión hasta tener más datos científicos concluyentes, aunque finalmente se pronunció a favor de la prohibición.